Barpimo: La pintura más limpia

BARPIMO lanza una gama de pinturas que reduce la contaminación y contribuye a mejorar la salud de las personas.

BARPIMO ya dispone de una gama de pinturas y barnices que reducen los niveles de contaminación ambiental, eliminan los olores y prolongan el buen estado de las superficies sobre las que se aplican. Este desarrollo es el resultado de un proyecto en el que ha trabajado el departamento técnico de la empresa durante los últimos dos años, que ha estado financiado por el Centro de Desarrollo Técnico Industrial español (CDTI) y ha contado con la colaboración de la pyme riojana Avanzare Innovación Tecnológica.

Las nuevas pinturas contienen unas nanopartículas fotocatalíticas que purifican el aire mediante un proceso químico activado por la luz solar y que funciona de una manera similar a la fotosíntesis de las plantas, que cuando reciben luz pueden transformar el dióxido de carbono en oxígeno. Las partículas nocivas que están en el ambiente se depositan en la superficie de los pavimentos, mobiliario o fachadas de los edificios. Si estas superficies llevan una pintura fotocatalítica, la luz solar activará el dióxido de titanio que posee este tipo de pintura, que transformará las partículas nocivas (óxidos de nitrógeno) en inocuas (oxígeno). Además, permitirá que los edificios no se ensucien ni ennegrezcan como consecuencia de la polución, por lo que, además de descontaminar, se ahorran costes en el mantenimiento de los edificios.

Como se observa en la imagen, para realizar las pruebas similares a la vida real se construyeron dos escenarios urbanos dentro de las instalaciones de BARPIMO, a fin de llevar a cabo simulaciones reales y cuantificables de la eficiencia de las pinturas desarrolladas. En el escenario con la nueva pintura, se conseguía reducir la contaminación un 40%.

La solución desarrollada por BARPIMO permitirá reducir los niveles de estos contaminantes, perjudiciales para la salud y el medioambiente.